divendres, 25 de març de 2011

Recull de premsa una Iniciatva per Mollet


ELECCIONS MUNICIPALS
ICV-EUiA enceta els actes de precampaña amb ‘Una iniciativa per Mollet’


El passat cap de setmana, ICV-EUiA sortia als carrers de la ciutat per encetar els seus primers actes per la pre-campanya de les eleccions municipals del proper 22 de maig.

En aquest sentit, el primer acte de la pre-campanya del grup municipal molletà ha estat l'activitat ‘Una iniciativa per Mollet", una activitat a la cerca de la participació i la contribució ciutadana i que es va instal•lar dissabte a l'avinguda Llibertat, just davant del Mercat Municipal, i diumenge al barri de Can Borrell. "L'objectiu d'aquesta activitat és sobretot que la gent tingui un espai per dir les seves propostes, queixes i opinions en general sobre el seu barri i la ciutat de Mollet, sentir la veu dels ciutadans per saber què volen de la ciutat de Mollet", explica la regidora ecosocialista, Marina Escribano, que afegia: "tots els vídeos d'ambdós dies seran penjats a la web ‘www.ambtusolucions.cat'.

Al llarg del cap de setmana van ser molts els molletans i molletanes que es van animar a dir la seva davant de les càmeres del grup ecosocialista, el quan feia una valoració positiva de l'activitat: "La valoració que fem és bona. És cert que al principi costava una mica pel tema de la vergonya però és nota aquella gent que vol participar i al final s'acaba animant. Els temes negatius més repetits han estat en temes de civisme, oci, treball i atur i també sanitat", assegurava Marina Escribano "hi ha gent que està com ressignada i amb por de parlar perquè no estan acostumats a opinar sobre assumptes de la ciutat i creiem que no ha de ser així sinó tot el contrari".

dijous, 24 de març de 2011

Intervencion de Gaspar Llamazares en el Congreso de los Diputados sobre la Guerra contra Libia


Señor presidente del Gobierno, en nombre de Izquierda Unida yo digo ‘No’. Señor presidente, ¡quién le ha visto y quién le ve! Otrora tras la pancarta del ‘No a la Guerra’: no a la guerra de Irak; más tarde con el sí, pero… a la guerra de Afganistán, y ahora encabezando la coalición de París, rememorándonos a todos otra coalición: la coalición de las Azores.

Pero yo digo ‘No’ a esta intervención; ‘No a la Guerra’ porque el argumentario de la intervención, si bien tiene, a diferencia de Irak, un mandato de Naciones Unidas, no son los derechos humanos, no es la democracia en Libia, porque ni los derechos humanos ni la democracia se exportan. Ni los derechos humanos ni la democracia se imponen mediante la guerra. Muy al contrario, son los intereses: los intereses geoestratégicos, los intereses económicos y políticos en Libia y, sobre todo, se abre una nueva etapa en la política internacional, y a mí no me gusta. No me gusta esta nueva etapa donde cada uno establece su ‘patio trasero’ y en es e ‘patio trasero’ gobierna con el apoyo de los otros o con la anuencia o abstención de los otros: nosotros en el Mediterráneo, Rusia en su entorno, China en el suyo, y Estados Unidos en los de todos. Señor presidente del Gobierno, es e no es el multilateralismo, es e no es un futuro también democrático para el gobierno del mundo.

Señor presidente del Gobierno, no es verdad, es hipócrita hablar de derechos humanos. En es tos momentos hay en el mundo 32 conflictos prácticamente iguales, con características muy similar es al de Libia, donde hay un gobierno despótico, un tirano que sojuzga a su pueblo y que en muchos casos extermina a parte de su pueblo, a una tribu o al que piensa de forma distinta que él, y sin embargo sería una verdadera locura que la política internacional fuera la utilización de la guerra para acabar con esas situaciones. Sería una locura porque nos llevaría a un conflicto mundial. Por eso no se hace. Por eso se adoptan otras medidas.

¿Por qué lo hacemos en el caso de Libia? ¿Por qué en el caso de Libia en lugar de adoptar medidas políticas, que se han hecho en la primera resolución, precipitadamente -y digo precipitadamente- en la segunda resolución vamos directamente a la intervención militar? Pues porque Libia juega un papel muy importante en el norte de África y en el Mediterráneo, y porque queremos gobernar los cambios en el Mediterráneo a nuestro acomodo. Digámoslo claramente: que queremos gobernar los cambios que se están produciendo, encauzarlos, controlarlos, y que queremos también saber y garantizar el futuro de la energía en el Mediterráneo.

No se trata de la responsabilidad de proteger, señorías. Se trata del derecho a controlar, esa es la cuestión: del derecho a controlar en nuestro espacio, del derecho a controlar en nuestro patio trasero, y en nuestra opinión es o no se puede hacer mediante la guerra. Señorías, si fuera una cuestión de derechos humanos, hay que saber que la guerra, la intervención militar, la exclusión en el espacio aéreo provocan más sufrimiento -y tenemos la experiencia-, provocan más desplazamientos de población, enconan las situación es y los enfrentamientos, y dificultan la solución de los conflictos.
¿Por qué adoptamos pues esa estrategia? Pues porque nuestro objetivo, como he dicho antes, no son los derechos humanos, nuestro objetivo es la defensa de la geoestrategia y de los intereses. Y, en mi opinión, incluso para este objetivo menos ‘santo’ de estrategia y de intereses la estrategia de la guerra es también equivocada.

Señorías, nosotros proponemos, por el contrario, que se mantengan las políticas que en otros casos han tenido éxito, y recuerdo Sudáfrica. Sudáfrica no fue bombardeada; tampoco pensamos bombardear Palestina, ni tampoco bombardear Marruecos por el conflicto del Sahara, ni Birmania. No pensamos hacer ninguna cosa de esas. Lo que podemos hacer es utilizar al máximo los medios civiles que tiene la comunidad internacional: bloquear las cuentas de los tiranos, también embargar las armas para que no tengan medio de reprimir a sus pueblos y tomar medidas para aislar políticamente a esos regímenes. Esas medidas tuvieron éxito en el caso de Sudáfrica, han tenido también éxito en otros países y no tienen por qué dificultar las cosas en el caso de Libia.

Termino refiriéndome a algo que me parece muy importante. Fíjense cómo hemos devaluado las cosas que hemos pasado del ¡OTAN no! y del ¡No a la guerra! al sí a esta guerra y a encabezarla. Devaluamos la autorización de la Cámara y la convertimos en una mera ratificación. Esto demuestra cómo se devalúan las cosas, pero -y termino- también demuestra nuestra propia hipocresía. No es La Odisea o, si es La Odisea, no vamos de Troya a Ítaca, vamos al revés, de Ítaca a Troya. Muchas gracias.

dimarts, 22 de març de 2011

Acte a Mollet contra les Retalledas a la Sanitat Publica



A Dempeus se'ns ha girat molta feina amb les polítiques tan poc encertades i tan perjudicials per a la majoria de la població catalana del senyor Boi Ruiz.... i no parem. Aquesta mateixa setmana estarem a Barberà del Vallès (dimecres), a Mollet del Vallès (dijous) i a Lleida (dissabte).

A l'acte de Mollet del Vallès ens ha convidat la Plataforma en Defensa de la Sanitat Pública del Baix Vallès. Des de la Plataforma explicaran els problemes concrets que es troben a la localitat i que afecten a tota la comarca amb les retallades del senyor Ruiz. Des de Dempeus parlarem de defensar la sanitat pública. I per això analitzarem la relació entre salut i sanitat, les polítiques de la Unió Europea, la necessitat de conèixer i vigilar el comportament dels determinants socials de salut --de manera especial en temps de crisi-- i la possibilitat d'unir-nos per una nova cultura de la salut que asseguri a tothom la millor atenció i tracte en la sanitat pública, però també una via més autònoma, solidària i feliç. Estem segurs que tant la Plataforma en Defensa de la Sanitat Pública del Baix Vallès com des de Dempeus coincidirem en la necessitat d'estar amatents, organitzar-nos i defensar la salut pública.



Us esperem al local de la Marineta, a les 19:30.

Entrada destacada

SER COMUNISTA AVUI:

Algunes persones de bona fe em comenten però tu perquè ets comunista,   Doncs aquí faig algunes reflexions de com jo entenc l'...